La Navidad es época de viajes al volante. Lee estos 10 consejos y ten un trayecto en coche seguro y sin preocupaciones en la carretera.

Llegan las Navidades y con ellas la operación salida. Como todos los años, miles de personas se trasladan allá donde tengan a sus seres queridos para montar el belén y recibir regalos bajo el árbol. Puede que tú seas uno de ellos, así que hemos pensado una serie de consejos que te vendrán bien para llegar más tranquilo a tu destino.

  1. Planificar el viaje

Con todas las nuevas tecnologías, a veces se nos olvida tomarnos unos minutos para pensar en la ruta a seguir. Decidir qué carreteras tomar o si queremos peaje son algunas de las decisiones que no podemos tomar según arrancamos el coche. No dejes todo en manos de tu GPS y trata de prever tu viaje con tiempo para rectificar y no cuando solo quedan 700 metros para el desvío.

  1. Haz una revisión en tu taller de confianza

Seguramente llevas mucho tiempo sin revisar tus faros antiniebla. ¿Desde cuándo no los usas? ¿Hace nueve meses? ¿Puede que más? Y no sólo hablamos de la visibilidad en carretera. Tenemos otras cuestiones, como los neumáticos, líquido de frenos, limpiaparabrisas … demasiadas cosas como para dejarlas a la suerte. Es importante que hagas una visita a tu concesionario de confianza ¿Tal vez con nosotros si estás leyendo estas palabras? Así evitarás llevarte sorpresas desagradables a doscientos kilómetros de tu destino.

  1. Recuerda llevar cargadores y adaptadores de corriente

¡No te quedes sin batería a mitad de viaje! Este suele ser el despiste número uno a la hora de realizar trayectos de largo recorrido. Necesitamos el cargador o cables conectores para no perder nunca la conexión con el mundo digital. La carretera es un mal lugar para perder contacto.

  1. Lleva cadenas para la nieve

Ha veces patinamos con este detalle. Da igual si viajas al norte o al sur. Ten muy presente que, en carretera, la nieve es una visitante incómoda. Siempre llega cuando menos te lo esperas. No podemos controlar el clima pero sí podemos reducir sus consecuencias con estos pequeños detalles.

  1. Ni se te ocurra tocar el alcohol.

No hay peros. Antes o durante el viaje no debes tomar ni una gota de alcohol. No pienses en los controles, piensa en quien va contigo en el coche. Seguro que puedes esperar a llegar a tu destino, donde te espera esa familia que llevas sin ver al completo una buena temporada. ¿A que suena a fiesta asegurada?

Viajar en Navidades

  1. Evita viajar los días clave.

24 y 31 de diciembre son las fechas más duras para viajar pero no pierdas de vista los fines de semana que los rodean. Intenta salir temprano. No dejes todo para última hora, porque sabes que eso te lleva a salir a las 12 del medio día.

 

  1. Ten paciencia al volante

Y si sales tarde, no desesperes al volante. Cierto que los atascos estresan a cualquiera, pero estas navidades hemos quedado en que son para relajarse y divertirse ¿no? Si no puedes avanzar y el tráfico está congestionado, traba conversación y no dejes que los niños te pongan nervioso, lo que nos lleva a…

 

  1. Lleva entretenimiento para los niños

En efecto es una gran solución. Los niños pueden ponerse difíciles cuando se trata de viajes largos. Déjales entretenidos con lectura, la Tablet o sencillos juegos de viaje.

 

  1. baja la radio en condiciones climáticas adversas.

En esos momentos en que el clima nos lo pone un poco más difícil, es necesario tener los cinco sentidos puestos en el volante. Cuidado con el volumen de la radio, porque puede distraernos hasta el punto de perder detalles como pitidos, frenazos o diversas señales auditivas.

 

  1. Disfruta del viaje

Diviértete conduciendo. Siente la sensación de viajar por tu cuenta. ¿Cuándo paramos? ¡Cuando te apetezca! Observa el paisaje que tienes enfrente de ti y siente la potencia del motor de tu coche. No dejes de divertirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario