¿Aquaplaning? Evita estos patinazos en la carretera

El aquaplaning es un fenómeno producido por la lluvia que hace que el control del vehículo se pierda. Desde Automóviles Hermanos Torres te contamos qué es el aquaplaning y qué tienes que hacer si te encuentras ante este patinazo en la carretera.

¿Qué es el aquaplaning?

El aquaplaning es un fenómeno que se produce cuando se acumula agua delante de los neumáticos más rápidamente de lo que el peso del vehículo puede evacuarla. Por esto, se crea una fina capa de agua entre la rueda y la superficie de la carretera que puede originar graves accidentes a los conductores.

Por qué se da el aquaplaning y qué hacer

El aquaplaning puede surgir por diferentes causas por ejemplo, una mala conservación de las vías, sobre todo cuando las condiciones climatológicas no son favorables. Un drenaje inadecuado del asfalto es una de las causas principales por las que el agua no se filtra y favorece el aquaplaning.

aquaplaning, conducir aquaplaning, coche aquaplaning, que es el aquaplaning

Esto, añadido a un mal estado de los neumáticos del coche aumenta el riesgo de sufrir aquaplaning. Sobre todo si la velocidad de circulación es elevada. Si conduces a baja velocidad tendrás menos probabilidades de sufrir este fenómeno ya que los neumáticos golpean el agua acumulada y la cortan, la evacuan fácilmente y mantienen en todo momento el contacto con la carretera.

El diseño y el dibujo del neumático de tu vehículo también tienen mucho que ver ya que puede ayudar a canalizar mejor o peor el agua. A mayor tamaño del neumático, mayor área de contacto y, por lo tanto, menor peligro.

El aquaplaning surge al atravesar charcos o agua estancada, en ocasiones no somos capaces de ver la profundidad de un charco por lo que en estas situaciones es recomendable que reduzcas la velocidad. Ten cuidado con lluvias intensas y recuerda que ante lluvia constante es mejor conducir hacia el centro de la carretera o del carril ya que los charcos tienden a formarse hacia los lados.

¿Qué tienes que hacer ante una situación de aquaplaning?

Si no has podido evitar este problema tienes que saber cómo reaccionar ante este fenómeno en la carretera. No podrás ni frenar, ni acelerar, ni dirigir el coche, pero ten estas recomendaciones en cuenta:

Sujeta con fuerza el volante. Al pasar un charco el agua tiende a frenar el coche en zonas profundas y generalmente el volante tenderá a girar ya que las ruedas que pisen las zonas más profundas se frenarán más que las del otro lado. Si no sujetas con fuerza el volante tendrás un problema.

Agarra el volante y mantenlo recto si te encuentras en una recta o algo girado si estás en medio de una curva. Hazlo con control para que el coche no de un bandazo.

No frenes ni aceleres. Levanta el pie con cuidado para que la densidad del agua sea la que aminore la velocidad.

Lo normal es que el charco no sea demasiado largo ni profundo y pronto recuperes el control del coche pero, si el charco es largo puede dirigirte fuera de la carretera o hacia algún coche. Atento a todas las posibilidades y no pierdas el control del vehículo.